domingo, 13 de octubre de 2013

El amante perfecto - Stephanie Laurens



Simon Cynster tiene una vida perfecta: posee una considerable fortuna y una envidiable posición social. Su increíble atractivo hace que las debutantes lo miren embobadas y le garantiza la compañía de otras mujeres más sofisticadas para sus noches. A pesar de todo, Simon sabe que debe encontrar a una dama adecuada para convertirla en su esposa... Lo que no imagina es quién atraerá su atención en la fiesta campestre de Glossup Hall: nada menos que Portia Ashford, esa belleza de caballera azabache a la que conoce desde la infancia, una muchacha independiente que siempre ha demostrado una profunda indiferencia hacia el matrimonio.Se trata de la décima novela de la saga Cynster y, como el resto, está ambientada en la Regencia inglesa del siglo XIX. En este caso la trama de la novela discurre exclusivamente en Glossup Hall, en el condado de Dorset.
Simon, hermano de las gemelas Amanda y Amelia, decide acudir a una fiesta en casa de unos amigos en Dorset. Es un hombre muy apuesto, con fortuna y un impecable status social. Ha recibido hace poco una espléndida herencia familiar y es consciente de que debe casarse, pero sabe que si revela sus intenciones las casamenteras se le echarán encima. Por eso decide buscar discretamente a su dama en la fiesta campestre de Glossup Hall.
Portia Ashford es una joven beldad, muy inteligente y curiosa, pero con una tremenda lengua afilada. Tras colaborar durante cinco años en un orfanato desea tener hijos propios, en los que volcar su amor, y lamenta que para ello tenga que conseguir antes un esposo. Teme que su búsqueda sea difícil, dado su carácter, su temperamento y su independencia, pero decide que tomará en consideración todas las oportunidades que la fiesta le brindará.
Simon y Portia se conocen desde hace mucho tiempo pero la lengua afilada de Portia y los constantes choques dialécticos entre ambos hace casi imposible pensar que puedan ser una buena pareja. Tras encontrarla sin acompañante, y considerándola indiscutiblemente como de la familia, decide acompañarla hasta la mansión campestre.
Tras un ardiente e inesperado beso Portia elige a Simon para experimentar y entender lo que sucede entre un hombre y una mujer, y lo que se necesita para que en una mujer se despierte el deseo de casarse.
Portia quiere que Simon vea en sus ruegos un interés puramente académico. Pero Simon ya tiene decidido que la desea a su lado de por vida y le pedirá continuamente permiso al comienzo de cada lección. Incluso le hace una difícil propuesta: que se convierta en su amante, hasta que esté convencida de ser su esposa.
Una vez más, la incombustible Lady Osbaldestone actuará de casamentera, favoreciendo los encuentros entre los protagonistas, animándoles a dar pasos cada vez más atrevidos.
Pero no es oro todo lo que reluce en Glossup Hall. Durante la fiesta campestre se produce un asesinato con numerosos sospechosos y poquísimas pistas para solucionarlo. Por si esto fuera poco el asesino parece estar convencido de que Portia sabe algo, sucediéndose distintos intentos de asesinato. Así se despiertan los temores de Simon que ve como su fuerza y su protección pueden no ser suficientes para mantenerla con vida, abriéndole su corazón a Portia por primera vez.
Si te interesa dale click aqui: